LOADING

Type to search

Noticias

Los seguros frente a una posible crisis económica

12 mayo, 2020
Share

El COVID-19 trajo consigo una severa crisis sanitaria y económica en todos los ámbitos y el sector asegurador no fue la excepción, pero dependerá de su eficacia, adaptación, resiliencia y pericia para superar este difícil momento. La situación actual puede convertirse en un área de oportunidad para ofrecer coberturas de bajo costo, y al mismo tiempo impulsar las ventas dentro de este contexto complicado.

 

Cuando pase la crisis sanitaria, veremos el verdadero alcance de las consecuencias económicas, principalmente porque la recuperación de México será larga y complicada si no se cambia la postura frente a los inversionistas, incentivos fiscales, y otras acciones que hagan viable la conservación de los empleos y las empresas.

Según Mario di Costanzo Armenta (ex presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicio Financieros), debido a la falta de una cultura de la prevención y a las afectaciones económicas que han sufrido muchísimas personas, existe la posibilidad de que el consumo de seguros se debilite. Si bien hoy el foco de atención está en los servicios de salud, se debe de prestar mucha atención a las consecuencias económicas del COVID-19 mismas que ya se están dejando ver en muchos países.

 

Bajo estas condiciones, se sugiere que las aseguradoras generen estrategias enfocadas en promover el consumo de seguros básicos estandarizados, que son económicamente accesibles y mantienen a los usuarios asegurados. Además, esto permitiría a los agentes mantener ingresos que los ayuden a sostenerse durante una situación compleja.

 

Di Costanzo Armenta, añadió que en México el retraso de la entrada en vigor del T-MEC, las políticas económicas y financieras del Gobierno mexicano, y el factor COVID-19 agudizan la incertidumbre acerca del futuro, donde los mejores escenarios planteados por los especialistas dictan que la economía caerá 1.7 por ciento, y hasta 8 por ciento en el peor de los escenarios. Según el extitular de la Condusef, esto se debe a que nuestro país lleva un tiempo arrastrando factores de estancamiento económico.

 

La falta de empleo provocará escasez de recursos en los ciudadanos, lo que quiere decir que habrá caídas en el consumo de seguros -inicialmente- y de forma posterior, incumplimientos de los pagos de crédito y una crisis en el sector financiero mexicano.

 

*Con información de elasegurador.com.mx