LOADING

Type to search

Noticias

Las modificaciones pospandemia son necesarias

29 junio, 2020
Share

La relación de la sociedad con la tecnología y las interacciones a distancia han evolucionado con el tiempo, pero la crisis de Covid-19 ha acelerado esa relación a medida que nos acercamos hacia la “próxima normalidad”, esto según un artículo publicado por la consultora McKinsey. 

 

Según el mismo artículo, el distanciamiento físico y otras medidas de prevención sanitaria han orillado a que las actividades antes consideradas críticas en persona, se trasladen a canales digitales y remotos.

 

La probabilidad de que muchas compañías de seguros se hayan trasladado al terreno digital por los efectos del Covid-19 es alta, mandando a sus empleados a trabajar desde casa, ampliando los canales de servicio al cliente en línea, con el fin de mitigar los efectos inmediatos o a corto plazo de la pandemia.

 

Los agentes deben adaptarse rápidamente y prestar sus servicios ininterrumpidos a clientes que puedan estar atravesando por problemas graves de salud o económicos. Dada la situación, las relaciones con los clientes potenciales también están cambiando, ya que según el artículo la pandemia ha empujado a los agentes y las aseguradoras a sentirse cómodos con los modelos de interacción digital.

 

Sin embargo, es necesario que las compañías consideren cambios a largo plazo y modificaciones en su estrategia de distribución que los migren hacia lo digital. Para ello, hay tres acciones que pueden llevar a cabo:

 

 

  • Elegir una configuración de distribución que incluya opciones de ventas digitales. Las ventas en persona seguirán siendo una parte importante, pero se debe atender al segmento de clientes que prefieran interacciones digitales o remotas. La transición se puede hacer por medio de ensayo y error, y el proceso puede irse mejorando con base en la retroalimentación.
  • Tomar decisiones estratégicas. Fintech y aseguradoras deben estar abiertas a las conversaciones con aseguradoras grandes debido al impacto de la crisis. Las compañías deberían identificar sus áreas de oportunidad y buscar posibles asociaciones y adquisiciones.

 

  • Identificar modificaciones hacia nuevas tecnologías. Los ajustes pueden aumentar la prospección digital y son importantes para que las ventas funcionen en el mundo pospandémico.

 

Con información de futurelatam.inese.es