LOADING
             

Escribe lo que quieres buscar

Noticias

Las coberturas flexibles son parte esencial para el futuro del sector

26 marzo, 2021
Share

La revolución tecnológica y los cambios económicos y sociales de la época actual  han transformado el enfoque tradicional del sector asegurador. Hoy en día es una realidad que aquellas compañías que no tengan la capacidad e iniciativa de adoptar los nuevos modelos de negocio, desaparecerán. 

 

Uno de los retos actuales del sector, es el tratamiento de pólizas y coberturas relacionadas con la economía compartida o “economía gig”, término que denomina al mercado laboral de trabajadores independientes que reciben pagos por ciertas actividades, proyectos específicos o servicios a corto plazo, en lugar de recibir pagos por trabajos de tiempo parcial o completo. 

 

Esta “economía gig” abarca una serie de demandas específicas que se deben atender, debido a su complejidad existe una subcategoría llamada “economía compartida”, que se refiere a esos servicios contratados mediante grupos organizados de trabajadores independientes o “freelancers” donde pueden realizar o procurar un servicio remunerado, mientras opera por fuera de los parámetros y regulaciones convencionales de contratación. 

 

Atendiendo a este segmento bajo las condiciones de la naturaleza de sus servicios, las compañías se han enfocado en adaptar las condiciones de las coberturas de tipo “corporativo” de pólizas individuales y reemplazando las mismas con endosos para cada caso específico. 

 

Este tipo de modalidades de seguro eran inexistentes en los mercados hace sólo una década, las aseguradoras tradicionales se encuentran atravesando por el periodo de mayores cambios y amenazas a su negocio de toda su historia, lo que reafirma la urgente respuesta a la actualización y resolución de los retos tecnológicos de hoy en día.

 

Ante la urgencia, existen empresas que están optando por la reinvención completa de su catálogo de productos y servicios, y muchas otras que están optando por las coberturas flexibles, incluso ya se considera dentro de los equipos profesionales expertos en digitalización o se han asociado con start-ups especializadas en el tema.

 

La proyección del sector asegurador sin duda apunta positivamente para aquellos que logren atender de manera eficiente y competitiva las demandas de los asegurados actuales y futuros mediante el uso correcto de las nuevas tecnologías, donde la reestructuración de las coberturas a partir de la pandemia deberá mantenerse siempre en actualización e investigación. 

 

Finalmente, la nueva normalidad trae una ola de aprendizaje donde el sector asegurador saldrá con mayor experiencia e innovación, más preparado y fortalecido para atender las demandas próximas de la población en general.   

 

Fuente: futurelatam.inese.es