LOADING

Type to search

Noticias

La nueva realidad virtual en el sector asegurador

4 diciembre, 2020
Share

La pandemia ha tenido un efecto por demás devastador en las vidas, empresas y economías de todo el mundo, pero ante este oscuro panorama las aseguradoras han respondido generalmente bien. El sector ha sabido adaptarse a las nuevas formas de comunicación con los clientes y ha podido responder adecuadamente a sus reclamos y riesgos.

Las aseguradoras no han dejado dudas de que están preparadas para la nueva realidad virtual, gracias al incremento del uso de las tecnologías digitales avanzadas para atender a los usuarios y a la pronta respuesta a las reclamaciones; lo cual le ha dado a los consumidores múltiples opciones financieras, así como mayor eficiencia y transparencia.

Las compañías de seguros han pagado prácticamente todos los reclamos relacionados a la pandemia y se espera que paguen globalmente más por las pérdidas a consecuencia del COVID-19, que por cualquier otro evento en la historia. Con todo y las enormes pérdidas registradas, las aseguradoras están en condiciones de cumplir con sus compromisos en materia de daños climáticos catastróficos. En aquellos casos en que los consumidores no se encuentran totalmente cubiertos por el seguro tradicional, tanto aseguradoras como agentes están trabajando para encontrar las mejores soluciones de protección.

La industria de los seguros es un servicio esencial y como tal, tiene la experiencia necesaria para manejar todo tipo de crisis y está en perfectas condiciones para responder a las demandas y desafíos que presenta la pandemia. Las aseguradoras con visión de futuro están a la vanguardia para incorporar tecnologías emergentes, como drones, aplicaciones especializadas, modelados 3D y herramientas de IA en el proceso de reclamaciones. Hoy más que nunca, las compañías usan soluciones virtuales para procesar reclamos y servir mejor a sus clientes, pues  no solo le ofrecen seguridad a los clientes y empleados en la pandemia, sino que también han ayudado a acelerar los procesos de reclamaciones, pues los reclamos que se revisan virtualmente se procesan mucho más rápido que aquellos que se inspeccionan tradicionalmente, lo cual ayuda a los asegurados a recuperarse rápidamente después de un siniestro.

El COVID-19 ha motivado a las empresas a mejorar los procesos de digitalización y a satisfacer las necesidades de los clientes de manera oportuna. El  principal objetivo de las estrategias de digitalización de las empresas ha sido garantizar la disponibilidad de seguros para sus empleados con una gran aplicación de medidas de seguridad de datos e información. Las aseguradoras también han trabajado muy de cerca con las comunidades reguladoras para reducir o suspender los requisitos legales que complicaban los trámites de reclamaciones a distancia, el e-commerce y el cumplimiento de las solicitudes reglamentarias.

Si los mercados de seguros cuentan con normas y reglamentos que se apliquen por igual a titulares y asegurados, ambas partes prosperarán y se motivarán mutuamente para innovar  y mejorar los servicios al consumidor. Este nuevo paradigma ayudará a que tanto insurtechs como aseguradoras, aprovechen sus fortalezas para introducir nuevos productos y servicios que beneficien a los clientes.

 

Fuente: futurelatam.inese.es