LOADING

Type to search

Noticias

Futuros escenarios del desarrollo laboral

17 abril, 2020
Share

Debido a la propagación del COVID-19, las compañías han optado por el trabajo remoto como medida para no detener sus operaciones. Esto, ha sacado a la luz la importancia de la resiliencia corporativa y la incesante necesidad de ser capaces de adoptar herramientas digitales para la colaboración virtual.

 

Las empresas que ya han adoptado con anterioridad el trabajo remoto están mejor preparadas para mantener los estándares de calidad con sus consumidores en estos casos. La crisis del coronavirus ha generado incertidumbre, al respecto Deloitte escribe en un artículo diversas prácticas que una empresa puede realizar a corto y largo plazo para dar buena respuesta en situaciones como la contingencia actual:

 

  • Mantener una comunicación interna fluida.
  • Aumentar el soporte tecnológico ante posibles incidencias.
  • Adaptar la comunicación con los clientes en los canales disponibles.
  • La creación de un comité de crisis para dar una respuesta centralizada.
  • Evaluar los riesgos del mercado, así como los posibles impactos de la crisis en la actividad empresarial.

 

Es importante que la crisis funcione como detonante de transformaciones futuras en el trabajo, en el espacio del mismo y en el talento. Rubros que pueden ser trabajados a futuro, y que se desglosan a continuación con el fin de poder hacer una planificación para reforzar la resiliencia en estos ejes:

 

  • Talento: Las organizaciones identificarán y atraerán a las personas con las habilidades necesarias para lograr sus objetivos y propósitos. El aprendizaje continuo, de la mano de profesionales de diversas áreas trabajando en cualquier parte del mundo, son dos conceptos fundamentales para afrontar la escasez de talento.

 

  • Lugar de trabajo:  Es necesario proyectar la combinación de espacios físicos y virtuales a fin de ofrecer consistencia a los empleados, proveedores, y demás implicados en la empresa. 

 

 

  • Trabajo: A medida que las tecnologías se perfeccionen y puedan ser integradas a los trabajos, las personas podrán centrarse en la labores de innovación, creatividad y resolución de problemas 

 

 

*Con información de futurelatam.inese.es