LOADING

Type to search

Noticias

Es fundamental que las aseguradoras innoven y ajusten el modelo de negocio con sensatez

4 diciembre, 2020
Share

Gracias a la fuerza financiera con la que cuentan las aseguradoras gracias al régimen conocido como Solvencia II, el sector ha logrado superar los retos operativos y de mercado que provocó la crisis sanitaria. Sin embargo, la industria se encuentra ahora mismo en una coyuntura donde se combinan tanto la oportunidad como la amenaza y la pandemia ha llevado a las compañías de seguros a llevar a cabo análisis que permitan crear productos y servicios innovadores, sin descuidar los riesgos.

Actualmente tanto el sector como los reguladores tienen el reto de innovar sin dejar de lado la prudencia, para resolver todos los retos que ha traído consigo la pandemia. Aunado a lo anterior, es de suma importancia diagnosticar con exactitud los indicadores de solvencia y liquidez. Los reguladores deben tener una completa disposición para hacer regulaciones más flexibles, sin dañar la solvencia del sector.

La industria aseguradora mexicana se ha mostrado firme en dinamizar el seguro y extender su influencia y cobertura. Si bien en materia de supervisión el marco regulatorio es muy sólido, en materia de crecimiento y brecha de aseguramiento, nuestro país está muy rezagado en comparación con otros países de Latinoamérica. Lo bueno es que la prioridad del sector es clara: aumentar la presencia del seguro en todo el país. Para ello, es necesario que la suscripción, distribución y reclamación se vuelvan completamente compatibles con la nueva realidad, un reto por demás complejo, pero no imposible de conquistar. La CNSF y la AMIS se han dado a la tarea de rediseñar las bases de los contratos, para que la información contenida en las pólizas sea fácil de entender para cualquier persona que decida asegurarse. 

La pandemia puso de manifiesto la imperiosa necesidad de acabar con las barreras que impidan la libre competencia por cargas regulatorias. La CNSF tiene la intención de evitar medidas procíclicas que pongan obstáculos a la innovación y a la tecnología, para lo cual las regulación debe ser más eficaz y muchos procesos tendrán que realizarse de forma distinta a la acostumbrada.

Otra de las cosas que la contingencia puso en evidencia, fue la obligatoriedad de aumentar la inclusión financiera, lo cual debe llevar al sector a repensar de manera diferente su situación para alcanzar el compromiso que implica la evolución del seguro. Para que la industria se transforme, es necesario cambiar la forma de pensar y ponderar eventos catastróficos como pandemias y cambio climático. Modificar la forma de concebir los riesgos provocará que la industria tenga nuevas ideas y realice los ajustes necesarios en materia de coberturas.

 

Fuente: futurelatam.inese.es