LOADING
             

Escribe lo que quieres buscar

Noticias

CUATRO ÁREAS CLAVE PARA PROTEGER EL CAPITAL HUMANO EN EL SECTOR ASEGURADOR

17 mayo, 2021
Share

Sin duda, la pandemia sacó a relucir aquellas áreas de oportunidad en donde las empresas deben impartir el doble de esfuerzos, es por ello que la detección de riesgos de los activos intangibles en las organizaciones es clave para salvaguardar el capital intelectual, y así seguir generando valor gracias a los conocimientos y habilidades tanto de los empleados como de la propia empresa.  

 

En el sector asegurador es importante priorizar la organización y gestión del personal debido a que, más allá de desempeñar un papel principal dentro de la cadena productiva, ofrecen un valor agregado a los productos y servicios que se ofrecen, enfocando las soluciones a un lado humano y cercano con el cliente y sus necesidades. 

 

Desafortunadamente, hoy en día muchas empresas aún no se dan cuenta de este enorme valor que aporta el personal, lo que trae como consecuencia que cuando un empleado se va, la organización pierde un capital intelectual significativo, dejando vacíos de conocimiento y productividad considerables para el funcionamiento de la organización.

 

¿Cuál es la solución a lo anterior? La respuesta es simple: INVERSIÓN. Invertir en los empleados mediante el conocimiento y aprendizaje mejora las competencias, el compromiso y el desempeño laboral, decisiones que de igual manera se ven reflejadas en la atracción y retención de talento. 

 

Para soluciones de recursos humanos en la actualidad, la tecnología desempeña un papel fundamental en el manejo estratégico de la información mediante las herramientas digitales de recopilación y procesamiento de datos de los empleados. Mediante estos conocimientos y capital financiero utilizado, las organizaciones deben considerar 4 acciones clave para salvaguardar su capital humano: 

  • Garantizar y dar seguimiento a las condiciones laborales adecuadas tanto para el trabajo presencial como a distancia. 
  • Empleo de análisis de datos para la contratación y gestión de personal.
  • Priorizar las necesidades de los empleados mediante una organización descentralizada. 
  • Estar preparados para el cambio, adaptarse a las nuevas condiciones que el capital humano adquiera conforme el contexto social.

 

El capital humano es clave para generar valor dentro de una empresa por lo que es urgente la apertura a nuevos modelos laborales que permitan asegurar, retener y atraer mejores talentos que aporten positivamente al sector con sus conocimientos y habilidades profesionales. 

 

Fuente: https://futurelatam.inese.es/